Es importante llevar una vida saludable durante el año entero para prevenir las venas varicosas. Pero durante Thanksgiving y la temporada de fiestas en diciembre, cuando pasamos mucho tiempo sentados, vestidos en ropa apretada o con tacones incómodos, o gozando de la comida grasosa y salada, es especialmente importante de considerar las cosas que pueden causar o empeorar esta condición médica.

Si ha tenido hinchazón, comezón, inquietud, u otro malestar en las piernas, contacte a Bunker Vein para pedir una cita para una prueba gratis.

¿Cómo puedo prevenir las várices y las arañas vasculares?

Extracto de Office on Women’s Health, U.S. Department of Health and Human Services (Oficina de la Salud de Mujeres):

Hay casos en que las venas varicosas (várices) y las arañas vasculares no se pueden prevenir. Pero sí hay precauciones que uno puede tomar para reducir la probabilidad de nuevas várices y arañas vasculares. Estas mismas precauciones también pueden ayudar a aliviar el malestar de las venas varicoses que ya tiene:

  • Cúbrase de sol con filtro solar (bloqueador) para proteger la piel y limitar las arañas vasculares en la cara.
  • Haga ejercicio regularmente para mejorar la fuerza y circulación en sus piernas, y la fortaleza de sus venas. Enfóquese en ejercicios que utilizan las piernas como caminar y correr.
  • Controle su peso para evitar demasiada presión sobre sus piernas.
  • No cruce sus piernas por mucho tiempo cuando esté sentado/a. Es posible causar daño a sus piernas, y hasta un daño menor puede aumentar el riesgo de las várices.
  • Eleve sus piernas los más posible cuando esté descansando.
  • No se quede sentado o parado por mucho tiempo. Si tiene que estar parado/a por mucho tiempo, cambie el peso de su cuerpo de una pierna a la otra cada unos minutos. Si tiene que estar sentado/a por mucho tiempo, párese y muévase o salga a caminar cada 30 minutos.
  • Utilize calcetas o medias con soporte elástico, y no use ropa apretada que restrinja la cintura, el ingle, o las piernas.
  • No use zapatos con tacones altos por mucho tiempo. Zapatos con tacones bajos pueden ayudar a tonificar los músculos de la pantorrilla para ayudar a que la sangre fluya más fácilmente por las venas.
  • Lleve una dieta con comida baja en sodio y rica en contenido de fibra. Consumir fibra reduce la posibilidad del estreñimiento, que puede contribuir a las várices. Comida con mucha fibra incluye las frutas y verduras frescas, y los cereales integrales como el salvado. Consumir menos sal puede ayudar con el hinchazón que acompaña las várices.

Photo Credit: vxla via Compfight cc

↑ Top of Page