Shin Splints y la Insuficiencia VenosaSi ha estado sintiendo un dolor sordo en la(s) pierna(s) más bajo, es posible que se haya preguntado si podría ser un síntoma de insuficiencia venosa, que a menudo se caracteriza por este tipo de dolor. Pero la circulación no es la única causa—la condición comun atlética que se llama shin splints también se acompaña de un dolor en la pierna inferior. Aquí es cómo decir la diferencia.

¿Dónde se localiza el dolor?

 

Si el dolor se siente específicamente para el hueso de la espinilla, o la tibia, el hueso fuerte se puede sentir en la parte frontal estrecha de la pierna, es más probable que lo que está sintiendo son fracturas por estrés, o shin splints. Pueden ser anterolateral, que afecta a la parte frontal de la pierna, o posteromedial, que afecta a la parte interior de la parte posterior de la pierna, todavía a lo largo del hueso de la tibia.

Si el dolor parece ser todo sobre la(s) pierna(s) inferior, también en los lados, los tobillos, las pantorrillas y / o los pies, hay una buena probabilidad de que el problema está relacionado con la sangre no bombeando adecuadamente de nuevo hasta el corazón, como en la insuficiencia venosa.

¿Cómo se siente el dolor?

 

Si los dolores vibran a lo largo del hueso de la tibia durante la actividad física, ya sea cediendo con el reposo o continuar después, pero no incluye ningún otro tipo de sensaciones, usted probablemente tiene un caso de shin splints.

Si los dolores palpitan sino que también se acompañan de una sensación de relojería, un dolor general no específica a la tibia, o olas calientes, puede estar seguro de que lo que está sintiendo es la sangre tratando de mover por las venas.

¿Cuál es su nivel de actividad física?

 

Si usted es muy atlético y participa en deportes tales como correr, trotar, esquí de fondo, senderismo, fútbol, baloncesto, fútbol americano o rugby, hay una buena probabilidad de que el dolor fue causado por el estrés o la inflamación de la tibia, un problema frecuente entre atletas.

Si usted es sólo ligeramente activo físicamente, simplemente se convirtió en activo después de un largo descanso, o no ha sido muy activo en todo, hay menos posibilidades de que se podría haber perjudicado a la espinilla o la tibia. Uno de los factores de riesgo de insuficiencia venosa es un estilo de vida sedentario, largos períodos de pie (pero no se mueve mucho), o la falta de ejercicio físico. Si esto suena más a su situación, el problema es probablemente de la vena.

¿Ayuda la elevación?

 

Una de las maneras más rápidas y sencillas para aliviar el dolor asociado con la insuficiencia venosa es elevar las piernas, estableciendo en el suelo o una cama y descansando las piernas hacia arriba una pared, permitiendo que la sangre fluya de vuelta al corazón. La elevación no siempre eliminar el dolor venoso, pero casi siempre ayudará.

Adelante y pruebelo. Si el dolor en las piernas parece disminuir o desaparecer, o si usted puede sentir una descarga caliente como la sangre fluye a la dirección opuesta, es probable que se trata de la insuficiencia venosa. Si la elevación no ayuda en absoluto, el problema podría ser fracturas por estrés o la inflamación en la espinilla, que no se verían afectados por la elevación.

Si todavía no está seguro cómo decir la diferencia entre shin splints y la insuficiencia venosa, o necesita ayuda profesional para diagnosticar el dolor en la(s) pierna(s), llame Bunker Vein & Imaging al (512) 726-0599 para programar una consulta.

photographia de Medias de Compresión

Las medias de compresión de calidad médica son una gran manera de ayudar al flujo sanguíneo y aliviar el dolor relacionado con la enfermedad venosa, lo que hacen uso de elástico fuerte a una opresión en el graduado del tobillo hasta el muslo. Son mucho más apretados que su par de calcetines o medias típico, lo que significa que son mucho más difíciles de ponerse—a menos que sepa este truco útil.

Cuando compré mi primer par de medias de compresión, intenté de arremangarlos a lo largo de los lados, de la manera en que se pone en pantimedias, pero el elástico era tan fuerte que no podía separar los lados suficientes para encajar el pie en el medio. Deslizándolos por mi pierna un poco a la vez era tan difícil y agotador, literalmente, comencé a sudar. Y entonces me encontré con el método de la talonera, o el bosillo de tálon.

 

Una vez que lo entiende, el método de la talonera es tan rápido y fácil, ahora puedo ponerme en un par de medias de compresión en un minuto o dos. Así es como se hace:

 

  1. Asegúrese de que sus medias de compresión no son del revés. La forma más fácil para estar seguro es comprobar las costuras. Están pegando a cabo, o lisa? El lado más suave es el exterior.

 

  1. Alcance su mano en su media y agarre el bosillo del talón, la pieza semicircular de tela, donde se ajusta el talón. Puede utilizar la otra mano para empujar la tela adentro, por lo que sea más fácil de agarrar desde el interior.

 

  1. Agarre la parte superior de la media con la otra mano y tire de ella hacia abajo, sobre el lado interior, por lo que casi toda la media ahora está del revés, con la talonera ahora visible. Enderece la abertura por lo que se centra la talonera, que es donde va a poner su pie.

 

  1. Tomando la abertura tensa, poner el pie a través de ella para que sus dedos entren en contacto con la costura inferior (o si están sin pies, hasta que los dedos salen del extremo abierto). Posicione el calcetín en el pie, por lo que el bosillo del talón está ahora bajo el talón.

 

  1. Agarre la parte superior de la media con las dos manos y tire de ella hacia arriba y sobre su pierna, convirtiéndose del lado derecho otra vez como lo hace. Ahora será mucho más fácil y se requerirá mucho menos tirando.

 

  1. La manera más fácil que he encontrado para quitarse las medias de compresión es agarrar la parte superior y tire de ella hasta el fondo de la pierna, convirtiéndola del revés a medida que avanza.

 

 

Medias son frágiles! Tenga cuidado cuando se tire y si tiene las uñas largas, tenga mucho cuidado de no perforar la tela con las uñas cuando la recoge.

Para obtener más información sobre el uso de medias de compresión y otras formas de tratar los síntomas de las venas varicosas y arañas vasculares, llame Bunker Vein & Imaging al (512) 726-0599 para programar una consulta.

elevar-las-piernas

Usted puede haber oído que la elevación es uno de las formas mejores y más rápidas de proveer alivio cuando la sangre se acumula en las piernas y los pies doloridos. Pero, ¿cómo se hace que funcione en el mundo moderno y ocupado?

 

¿Qué es la Elevación?

La elevación se refiere a levantar las piernas arriba del corazón, descansándolas contra una pared o encima de una silla, una otomana, o una pila de almohadas. Esto invierte el flujo de sangre de las piernas y los pies, drenando de vuelta hacia el corazón.

Puede elevar las piernas al tiempo que se acuesta o se sienta, y probablemente encontrará que en ciertos momentos hay que hacerlo durante el día, después de largos períodos de pie y cuando se quita las medias de compresión por la noche, por ejemplo.

 

¿Cómo se Eleva?

La mejor manera de hacer una elevación completa es sentar en el suelo o en su cama, deslizarse tan cerca de la pared o el cabecero como sea posible, y luego descansar las piernas contra la pared o cabecero. Esta elevación completa debe hacer por lo menos una vez al día cuando se quita las medias de compresión, pero es posible que lo necesite con más frecuencia.

También hay ciertas posiciones de yoga que ofrecen la elevación completa, como la parada de hombros, parada de cabeza, y la parada de manos, con el fin del más fácil al más avanzado.

Pero ninguna de estas opciones son muy realista cuando está en la oficina o en un lugar público.

 

Otras Maneras de Elevar

Si usted está sentado en una silla o escritorio, descanse sus pies sobre otra silla, taburete para los pies, o una pila de almohadas en lugar de descansar en el suelo, lo que hará que la sangre se estanque.

Cuando salga a comer en los restaurantes, trate de sentarse frente a una silla vacía para descansar los pies en, o elija un reservado.

Si usted encuentra que necesita elevar mientras que hacia fuera o en la carretera, pare en el acotamiento, mueva el asiento de conductor hacia atrás tanto como sea posible, tumbe, y descanse las piernas en el volante.

Si usted tiene la flexibilidad, puede elevar mientras está sentado en posición vertical por llevando la rodilla hacia el pecho, agarrando el tobillo con las dos manos y estirando la pierna hacia arriba en la medida de lo que pueda. Mantenga esta posición durante el tiempo que sea cómodo y luego cambie de pierna. Esto podría conseguir algunas miradas raras en público, pero también se puede hacerlo sentado en una cabina de baño.

Si usted está poniendo en la cama, ponga una o varias almohadas debajo de la sabana de arriba hacia abajo por los pies, en las que podrá descansar cómodamente. Esto crea una inclinación ligera que le ayudará mientras duerme.

 

Disfrute de su Tiempo de Elevación

Puede ser muy difícil adaptarse a la elevación diaría. Especialmente para la elevación completa, usted tiene que parar lo que está haciendo, encontrar un lugar para tumbar, y luego estar quieto durante 10-20 minutos. Este es un buen momento para darle descanse a su cuerpo y mente, pero hay que asegurarse de que se sienta agradable en lugar de como un castigo.

Encuentre un lugar en su casa donde te gusta elevarse más. ¿Hay un cierto punto de la pared o de la alfombra que más te gusta? ¿Prefiere elevar en su cabecero en la cama? Coloque una manta, almohadas, o una estera para hacer que su lugar es cómodo.

Luego, asegúrese de que tiene un buen libro o música al alcance de su lugar—esto realmente ayudará a sentirse más entusiasmado con la elevación. He intentado escribir en un diario o ordenador portátil en una posición elevada, pero es demasiado difícil y hace que sus muñecas duelen rápidamente.

Si se encuentra en el medio de algo importante y necesita continuar trabajando, usando la voz-a-texto o un software de dictado puede ayudar a mantener su impulso.

Al menos una parte del tiempo, trate de no hacer nada mientras se eleva. Cierre los ojos y tome respiraciones profundas y uniformes, o trate de despejar su mente y meditar por un ratito. A veces, un poco de descanso de todo es exactamente lo que nuestros cuerpos necesitan más.

 

¿Qué Pasa Si la Elevación no Ayuda?

Aquí hay una pregunta en que nunca pensé hasta que lo pasé a mí. A veces, la elevación no hace que el dolor desaparezca. De hecho, por alguna razón, en algunos casos parece que sea peor.

Si usted ha estado elevando durante demasiado tiempo, sus pies comenzarán a sentir un hormigueo y dormirse. Esta es una buena señal de que es hora de dejar que el flujo de sangre mover en la otra dirección de nuevo.

Si acaba de iniciar la elevación y parece que el dolor está empeorando, intente a girar o bombear los tobillos. Este movimiento ayuda a desbloquear el flujo de sangre y ponerlo en marcha de nuevo.

También me parece que a veces se siente mejor poner los pies en ángulo recto contra la pared en lugar de hacia arriba. También, a veces ayuda empezar con ellas hasta la pared y luego dejarlas caer a los lados en una posición abierta, o doblarlas en una posición de piernas cruzadas contra la pared.

¿Tiene preguntas acerca de elevar las piernas o el tratamiento de la sensación de pesadez o dolor que a menudo acompaña a la enfermedad de vena? Hable con un especialista hoy. Llame a Bunker Vein & Imaging al (512) 726-0599 para programar una consulta.

enfermedad-de-venaDespués de escribir acerca ella durante un año y medio, he construido mucho de conocimiento sobre la enfermedad de vena y sus causas, síntomas y tratamientos. Pero cuando el Dr. Bunker me diagnosticó con insuficiencia venosa crónica (IVC)  esta primavera, me di cuenta de algunas realidades diarias interesantes que toda la información médica en el mundo no me podría haber preparado.

Aquí hay 5 cosas que no sabía sobre la enfermedad de vena hasta que se me diagnosticó:

Es Posible (y un Poco Escalofriante) Sentir Sus Venas

De la misma forma en que sentimos nuestros estómagos gorgoteando o se haciendo dolor, o sentimos la expansión de nuestros pulmones con el aire, es posible sentir el paso de la sangre por las venas. Nunca me di cuenta de esto antes, y creo que es porque cuando la sangre está fluyendo sin problemas, no se siente como mucho a todos.

Pero cuando la sangre se refluja o acumula, en realidad se puede sentir el embotellamiento en sus venas. A veces se siente como una manguera de jardín doblada, una irregular, puesta en dejar de sentirse como una especie de tictac o aleteo. A veces se siente como una presión pulsante o dolor hacia el exterior, al igual que cuando se tiene un dolor de cabeza sinusal. Y a veces sólo se puede sentir una ligera sensación de hormigueo mientras su sangre se mueve a través de la vena.

Se necesita un nivel profundo de conocimiento del cuerpo (prestando atención especial, casi de meditación, a la sensación de estar en su cuerpo) para notar las sensaciones sutiles, pero una vez que lo hace, usted sabrá de inmediato cuando se está reflujando.

 

El Uso de Compresión Diaria No es Fácil

Una de las primeras recomendaciones para ellos que experimentan problemas de las venas, y una de las “terapias conservadoras” requeridas por muchas compañías de seguros, es el uso de medias de compresión de grado médico todos los días.

Esto es lo que no te dicen: Usted necesitará muchos más que sólo un par, y si te gusta juntar trajes bonitos, debe tener al menos un par de negro y por lo menos un par de pares en el estilo sin pies. No se puede llevar fácilmente pantalones cortos, faldas, o vestidos con muslo-altos, y no se puede usar zapatos bajos, sandalias, o chanclas con estilos con patas.

Todo eso a un lado, el uso de cualquier tipo de medias en el caluroso verano de Texas es un desafío incómodo. Lo recomiendo alzas rodillas sin pies para salir en pantalones cortos y chanclas, y mangas cortas para las excursiones cortas o ir de caminata/natación (quitarlas antes de entrar en el agua). Haga clic aquí para una guía de compra completa.

Por último, las medias de compresión requieren un cuidado especial, y usted tiene que estar al tanto de lavarlos en todo momento, o puede que se queden con ese último par limpio que no pega con lo que quería llevar. Ponga sus medias a lavar en el ciclo “suave” o “a mano,” y nunca los ponga en la secadora.

 

La Natación es Su Mejor Amiga Nueva

Es difícil de encontrar ejercicio latido-elevando sin dolor que no requiere poner tensión en las piernas. Esta fue una de las transiciones más difíciles para mí—correr, trotar, montar en bicicleta, bailar, aeróbicos, levantar pesos o hacer ejercicios de peso corporal, y la mayoría de las posturas de yoga de repente se borró de la lista.

Hay muchas opciones que se dirigen al centro y parte superior del cuerpo, pero cuando se trata de ejercicios para las piernas, la única recomendación que pude encontrar es caminar, que no le da exactamente lo mismo nivel de entrenamiento.

Es decir, hasta una herbolaria holística me recomendó la natación. Describió la sangre como el “agua del cuerpo,” por lo que pensó ser sumergido en agua podría ser una buena manera de ayudar a que fluya. Natación no sólo es una gran manera de refrescarse de todas esas medias sudorosas, también ofrece una intensa sesión de ejercicios para las piernas y sistema cardio sin reflujo o dolor.

 

Importa Cómo se Sienta y Está de Pie

Un día, mientras estaba cocinando en mi cocina, mi hermana señaló que estaba cerrando mis rodillas mientras estaba de pie. Tengo las rodillas hiperextendidas, por lo que es en realidad más cómoda y natural para mí estar con ellos encerrado fuera, pero no es bueno para el flujo sanguíneo en las extremidades inferiores.

Preste atención a su postura cuando se está de pie. Si usted nota tiene las rodillas cerradas también, trate de corregir a sí mismo tan a menudo como sea posible, poniendo una ligera flexión de las rodillas. Esto hará que sea más fácil para que la sangre fluya a través de las venas, y no causará la sangre a acumularse la mayor rapidez.

Lo mismo vale para sentarse—yo solía ser un gran fan de sentarse con las piernas cruzadas, o con una pierna doblada debajo de mi cuerpo. No va a ser difícil recordar que estas posiciones no son buenos para usted; todo lo que necesita es un par de minutos antes de que usted notará el dolor y la acumulación de la circulación comprometida. Estar sentado con las dos piernas cruzadas (en posición de loto), de rodillas, o en cuclillas también son muy incómodos y causarán rápidamente el dolor y el embotellamiento.

En su lugar, mantenga las piernas rectas y no cruzadas, y si es posible elévalos en un taburete, pila de almohadas, otra silla, o una otomana mientras se está sentado.

 

Ciertos Tipos de Zapatos Están Eliminados

No mucho tiempo después de recibir mi diagnóstico, salí llevando un par de tenis muy populares. En medio de la cena, de repente se adueñó de mi un dolor intenso en los pies, y tuvo que desatarselos rápidamente y sacarlos debajo de la mesa. Un inconveniente en el mejor; bastante embarazoso en el peor.

Resulta que, el puntera icónico estrecha y tapado de estos tenis restringe los pies, y cuando ya están luchando con sangre adicional, esto puede provocar rápidamente un problema de circulación. Todavía puedo usarlos si los cordones están muy sueltos, pero aún así, el uso de ellos para ratos largos empieza a doler.

Lo mismo ocurre con cualquier estilo de zapato que por lo general se lleva apretado o ajustado, especialmente zapatos y botas de cordones. Si usted tiene la opción, asegúrese de que los cordones son tan flexibles como sea posible sin dejar de ser de apoyo, o comprar un medio tamaño más grande.

De cualquier manera, preste especial atención en la compra de zapatos nuevos, y tome un montón de tiempo para pasear en ellos y ver cómo sus pies y piernas responden. En lo personal, tengo un tiempo dificíl llevando algo con un talón, debido a la tensión en los pies, pero si puedo llevar una cuña pequeña. Encuentre lo que funciona para usted.

Si cualquier de estos cambios de estilo de vida se parecen familiar o si ha notado dolor en las piernas y los pies, llame a Bunker Vein & Imaging al (512) 726-0599 para programar una consulta gratis y obtener más información sobre las opciones de tratamiento.

 

 

 

comprando medias de compresionMedias y calcetines de compresión son una de las maneras más fáciles de recibir alivio diariamente para las piernas hinchadas o doloridas, un síntoma común de las várices e insuficiencia venosa. Pero una vez que comience comprando por ahí, los números, tamaños y opciones pueden ser abrumadoros.

Cuando el Dr. Bunker me diagnosticó con insuficiencia venosa crónica (IVC), una de las primeras órdenes del día era comprar a mí mismo un par de medias de compresión de calidad médica—he estado usando los mismos dos pares de calcetines deportivos rosas de compresión durante casi un año, y tratando de coincidirlos con la ropa era una pesadilla.

Después de horas y horas de consulta del precio, investigación, desplazándose, y comparando, hemos elaborado esta guía de compra para que sepa exactamente qué buscar.

 Tome Sus Medidas

Al igual que un vestido de novia o traje de novio, las medias de compresión deben estar ajustadas adecuadamente con el fin de ser el más eficaz. La estrechez de la media se gradua, lo que significa que comienza el más apretado en el tobillo y poco a poco se afloja más alta en la pierna. Dado que todos nuestros cuerpos son únicos, tallas de compresión se basa en sus medidas específicas.

Localmente, The Comfort Store a Burnet Road es un gran recurso para tomar medidas profesionalmente, y el personal es extremadamente útil acerca de cómo seleccionar el tamaño y el estilo adecuado para usted. Debido a que ofrecen asistencia personalizada y una amplia gama de las prendas de compresión de más alta calidad, usted debe estar dispuesto a gastar $100 o más por un par. Podrá ponerlos o llevarlos a casa inmediatamente, y estar seguro de que ha tomado la decisión correcta.

Si eso no está en su presupuesto, hay un montón de opciones más asequibles en línea. La mayoría de los vendedores en línea ofrecen dimensionamiento gráficos y guías de tamaño, todos los cuales están basados en el mismo conjunto de mediciones. Si usted va a tomar sus propias medidas, esto es lo que necesita:

– Una cinta métrica suave

– Una pluma y papel para anotar las siguientes medidas, en pulgadas:

– La circunferencia (distancia alrededor) de la parte más pequeña de su tobillo

– La circunferencia de la parte más ancha de su músculo de la pantorrilla

– La circunferencia de la parte más ancha de su muslo, cerca de 2 pulgadas     debajo de su trasero

– La distancia desde el suelo hasta la rodilla

– La distancia desde el suelo hasta el muslo, cerca de 2 pulgadas debajo de su trasero

– Si desea un par de medias o pantys (en lugar de muslo-altos o alzas rodilla individuales), también tendrá la circunferencia de la parte más ancha de las caderas.

Si usted está tomando sus propias medidas, sea tan exacta como sea posible. Tome cada medición al menos dos veces, para asegurarse de que tienes el número correcto. Mis pies y piernas son de diferentes tamaños, entonces tomé cada serie de mediciones para cada pierna.

Haz Seguro que es de Grado Médico

Si usted está haciendo compras en línea, tiene que tener un cuidado especial para leer cuidadosamente cada lista de productos, específicamente en busca de las palabras “de calidad médica/grado médico.” Muchas marcas y estilos afirman que tenien los niveles adecuados de compresión (más sobre esto más adelante), pero si no lo dicen claramente “grado médico,” no vas a conseguir la calidad o tensión que se necesita para el alivio.

Conozca Sus Niveles

Las medias de compresión se califican en una escala de milímetros de mercurio (mmHg), lo que denota el grado de tensión que tendrán. Los niveles van desde 8-15mmHg en el más bajo, a 30-40mmHg al más alto.

Si usted está usando compresión para prevenir, aliviar o tratar los síntomas de la enfermedad de vena, necesitará mínimo 20-30mmHg. Si ya ha desarrollado las venas varicosas graves o úlceras venosas, o si está en riesgo de trombosis venosa profunda (TVP), usted debe buscar 30-40mmHg. Si lo que desea es apoya para las piernas durante el día, pero no tiene ningún síntoma de la enfermedad de vena, debe estar bien con 8-15 o 15-20mmHg.

Como aprendí cuando llegué a mi nueva colección de prendas de compresión, cada marca es un poco diferente, y aunque dos pares de calcetines o medias tanto podrían estar clasificados en el mismo nivel, uno podría sentirse un poco más ajustado o suelto que otro.

Encuentre el Estilo que Más le Convenga

Entonces tiene su tamaño y nivel decididos…pero todavía hay muchas opciones. Aquí hay un rápido resumen de cada uno de los principales estilos de prendas de compresión:

Muslo-Altos son el estilo que recomienda el Dr. Bunker. Son medias individuales que vienen a sólo un par de pulgadas por debajo de su trasero, y ofrecen compresión para toda la pierna. Pro: No hay que quitárselas para ir al baño. En contra: Tienden a rodar o deslizarse hacia abajo de la pierna durante el día, a fin de buscar las tapas de silicona que se pegan y previenen esto. También son más difíciles de llevar con pantalones cortos.

Alzas Rodilla vienen a justo debajo de la rodilla. Sólo ofrecen compresión para los pies y el inferior de las piernas, pero son más fáciles para el uso diario en el verano de Texas. Pro: Me encanta alzas rodilla, porque son mucho más fáciles de coordinar con la ropa y tienden a venir en una gama más amplia de diseños y colores. En contra: Hay que girar estos con muslo-altos para asegurarse de que está recibiendo un alivio para toda la pierna. Además, algunas marcas son incómodos en la parte superior, dejando una marca o causando picazón en la parte posterior de la rodilla al final del día.

Medias o pantimedias son de una sola pieza que se pone como los pantalones y que cubren ambas piernas. Pro: Medias completos proporcionan la cobertura más completa de toda la pierna y la ingle. En contra: Son muy difíciles de manejar para el uso diario. Más difícil de poner y quitar, debe ser derribados para ir al baño, y son muy caliente en los días soleados.

Sin Pies son mis favoritos. Puede encontrar opciones sin pies en cualquiera de los estilos anteriores. En lugar de cubrir todo el pie como un calcetín, se detienen en el tobillo. Esto significa que se puede llevar fácilmente zapatos bajos, sandalias, o chanclas con su compresión (no es el caso con los estilos con pies). También son mucho más fresco en los días calurosos.

Las Mangas son cortas prendas de compresión a menudo usado por los atletas, por lo general cubren sólo desde el tobillo hasta debajo de la rodilla. Estos son mucho más fáciles de llevar y encontrar en divertidos colores, pero suelen ser de menor calidad y no suficiente para gestionar o prevenir los síntomas venosos. Tengo un par que ciclo en mi rotación, pero no me gustaría confiar en ellos para un concierto o viaje o cualquier otra cosa que pone mucha tensión en las piernas.

Las Polainas se venden a menudo como prendas de compresión en las tiendas de deportes. Me volvería a poner esto en la categoría 8-15mmHg, a pesar de que no se clasifican normalmente. Se ven muy bien, y son una buena opción para un apoyo extra, pero no pueden tomar el lugar de un par de calcetines o medias de grado médico.

Consulte con Su Seguro

Algunas compañías de seguros cubrirán el costo de sus prendas de compresión si se utiliza como terapia conservadora en el tratamiento de los síntomas de las venas. Con el fin de asegurarse de que está cubierto, consulte con su operador para obtener más detalles. La mayoría de las empresas sólo cubren ciertos estilos, tales como los que se extienden hasta el pie o cubren toda la pierna.

Lea Comentarios

Aún después de la reducción a todas estas opciones, todavía hay decenas de marcas y productos que tiene que considerar. La mejor manera que he encontrado para juzgar la calidad de cualquier marca o estilo es buscar en Amazon.

Busque la lista que tiene la mayor cantidad de comentarios de los clientes y desplazarse hacia abajo para leerlos. Tenga en cuenta que los clientes más felices y más infelices son generalmente los que dejan comentarios, así como la lectura de todos los que puedas ayudará a conseguir una imagen fiel.

Por lo general, comentarios de los clientes incluyen todo tipo de información útil: casi me compré unos cuantos pares de calcetines estampados lindos que he encontrado, hasta que leí muchas personas quien dicen que perdieron su compresión después de muy poco uso. Otros comentarios me ayudaron a escoger medias hasta la rodilla que no le aprieten en la parte superior y muslo-altos que no ruedan hacia abajo.

Compra Más de Un Par

Si usted está usando la compresión diaria, tiene que tener más de un par de buenos calcetines o medias que en realidad les gusta usar. ¿Por qué? En primer lugar, sólo se puede usar una o dos veces antes de que tendrán que ser lavados, y nadie quiere lavar la ropa todos los días.

Aparte de eso, he encontrado que es muy útil disponer de más de un estilo y color para elegir cuando me estoy vistiendo. Tengo mi favorito par de medias hasta la rodilla sin pies, tanto en beige y negro, lo que me da mucha más flexibilidad con mis trajes. También encontré unos calcetines de espina de pescado azul y mangas de color rosa, que no son tan eficaces como los muslo-altos, pero funcionan bien para las excursiones cortas o fiestas cuando quiero algo un poco más divertido.

Me tomó un montón de investigación, pero al final, empecé mi colección con 2 pares de medias hasta la rodilla sin pies, 1 par de muslo-altos con pies, 1 juego de mangas, y 2 pares de calcetines para $230 en CompressionSale.com.

Cuidado con Compresión Chula

Es muy, muy difícil encontrar prendas de compresión de alta calidad en condiciones diferentes de colores sólidos, en su mayoría de color beige y negro, y algunos patrones simples. Si encuentra una empresa que ofrece diseños muy elegantes y vistosos, ¡cuidado! En mi experiencia, sólo vienen en el nivel más bajo (8-15mmHg), si están clasificadas del todo.

De todas las prendas que figuran más arriba, los únicos que tenía que enviar de vuelta fueron los lindos. Compré un par de calcetines de rayas de color rosa de Sigvaris, de lo contrario una gran marca, pero estaban lejos de ser tan fuerte como el resto, a pesar de venderse como 20-30mmHg.

No Los Ponga en la Secadora

Un último consejo para sacar el máximo provecho de su nueva colección de compresión—¡no los ponga en la secadora! Están bien para pasar por la lavadora en el ciclo lavable suave o al mano, pero se deben colgar o dejan secar. De lo contrario, el calor degradará el elástico y las medias se aflojarán.

Ahora sabe todos los elementos básicos para tomar las mejores decisiones de compresión. Si está ahogando en toda esta información y necesita a alguien para ayudarle, vaya a visitar a nuestros amigos en The Comfort Store. Si usted tiene alguna pregunta sobre el uso de la compresión para el tratamiento de los síntomas de las venas, o si cree que puede estar teniendo ellos, llame a Bunker Vein & Imaging para una consulta gratuita al (512) 726-0599.

 

el diagnóstico de la venaMientras estaba sentada en una silla afelpada el jueves por la mañana, ajustando mis imitación-de-mezclilla pantalones cortos de examen muy de moda, miré hacia abajo desde los gráficos de sistemas de venas en la pared al pequeño bulto, casi imperceptible, en mi pierna derecha. Ese pequeño bulto me llevaría a un descubrimiento muy sorprendente.

Cuando empecé como escritora colaboradora para un especialista de vena del área de Austin hace un poco más de un año, no sabía nada de la salud de vena y si usted me hubiera dicho que la mía estaba en riesgo, probablemente me habría reído. Aún escribí acerca cómo las várices y el reflujo venoso a menudo se consideran afectar sólo a las personas de edad, pero puede ocurrir en personas más jóvenes. Pero nunca pensaba que yo fuera a ser una de ellas.

Comenzó en Zumba

La noche antes de mis 30a cumpleaños, fui a Zumba, una de mis formas favoritas de hacer ejercicio (y en general cosas favoritas que hacer). Tuve que salir a menos de la mitad—los lados de mis dos músculos de la pantorrilla palpitaban, enviando ondas corriendo hasta las cimas de mis pies, que a su vez me dolían y sentían hormigueo. Esto no era algo nuevo, pero esta noche el dolor era demasiado, incluso en mis medias de compresión, y manejé a casa sollozando.

La verdad es que me crucé con este dolor extraño casi un año antes, también en Zumba. Yo había estado tirándome por todo en los pasos de salsa y cumbia para un mes o dos, y un día el lado de mi pantorrilla derecha estaba gritando de dolor. Esto no fue un dolor muscular típico—era más de un sordo, palpitante dolor, y cuando hacia una pausa para estirar y luego saltando de nuevo a la rutina lo empeoró muchas veces más, tuve que parar y sentarme. Un cosquilleo punzante se había unido al dolor y el bulto en la pierna, por lo general menor, creció hasta muchas veces su tamaño.

Me había notado el nudo por primera vez hace 15 años, en el equipo de baile en la escuela secundaria. En aquel entonces sólo apareció cuando me puse en cuclillas, pero nunca me causó ningún dolor, y supuse que era parte del músculo y no pensé dos veces en ello—hasta ahora.

Cediendo al Compresión

De vuelta a casa, hielo en el lugar, estudié minusiocemente páginas y páginas de búsquedas y resultados de Google diferentes, tratando a indagar mi camino a una explicación para el bulto. Después de teniendo en cuenta la penetración limitada que estudio en el Internet puede lograr cuando se trata de las complejidades del cuerpo, decidí que más probable me había herniado parte de mi musculo, señalado a algo muy común en las pantorrillas de los corredores y triatletas.

Muy tercamente y con tristeza estuve de acuerdo a dejar de ir a Zumba por un tiempo. Mi padre preguntó si quería pedir prestado un par de sus calcetines de compresión. Yo literalmente me reí en voz alta. Había escrito sobre ellos extensivamente a este punto, pero nunca imaginé a yo misma en un par. “¿Quieres decir esas cosas para las venas varicosas? Creo que no necesito eso,” le dije, pero él me explicó que ayudan para todo tipo de cosas, incluyendo simplemente estar de pie, por lo que obligé y en broma envié a mi jefe de la escritura una foto de mi con uno puesto.

Unas semanas más tarde, me había mandando pedir un par de pares para mi. Por lo menos llegaron en rosa.

Cuando Seguí Empujando, se Puso Peor

Tal vez si hubiera prestado atención a las advertencias de mi cuerpo desde entonces, y hecho más para nutrir en lugar de empujar mis piernas, no habría salido de Zumba llorando un año más tarde. En el consejo de mi vecino, un fisioterapeuta profesional, reduje significativamente la intensidad y la frecuencia de mis ejercicios. A pesar de que, simplemente, no podía dejar de Zumba, ni PiYo, ni secuencias sudorosas de vinyasa yoga, y aunque llevaba mi calcetín rosa religiosamente, el dolor empeoró, con el tiempo reflejando en el mismo lugar en la pierna izquierda.

Con el tiempo, no podía conseguir a través de más de una canción durante jugando “Just Dance” con mi hermanito y hermanita.

Con el tiempo, no podía ir a bailar o para ver música en vivo sin “el latido” entrando.

Con el tiempo, no podía mantener poses del yoga de pie como guerrero o un triángulo sin olas y juncos y dolores.

Con el tiempo, me pegó en la cara que todos los síntomas que estaba teniendo eran los mismos y exactos de los que había estado escribiendo.

Y fue entonces finalmente que me decidí a enfrentarme a la verdad que mis venas jóvenes estaban luchando.

Así que llamé y hize una cita con el Bunker Vein & Imaging Center.

La Experiencia es la Mejor Maestra

Tal informada como yo me había considerado anteriormente en materia de salud venosa, no puedo describir que tan diferente ha sido entenderla a través de la experiencia en lugar del intelecto. Eso solo, probablemente me ha dado material suficiente para 5 más entradas del blog.

En las dos semanas entre mi evalulación inicial y la ecografía el jueves, se me convirtió en exponencialmente más consciente de las sensaciones en las piernas, que yo fácilmente podría haber estado amortiguando o minimizando por años. Si usted nunca ha sentido visceralmente la sangre viajando a través de cada pulgada de su vena, déjeme decirle, le asustará.

Con el tiempo, pude sentir la parada-y-arranque, irregular flujo de sangre cerca de/a traves del nudo, como una manguera de jardín doblada.

Con el tiempo, me di cuenta de que los dolores en los costados y la planta de los pies fuera de la sangre acumulando y pulsando en las venas allí.

Con el tiempo, incluso cocinar una comida completa en mis pies (algo que podría hacer fácilmente para muchos horas del día antes) se convirtió en un reto.

Con el tiempo, me encontré siguiendo todos los consejos que había escrito sobre, tomando descansos muchas veces al día para elevar mis piernas encima de una pared.

Que mi Diagnósis Sea Tu Alerta Temprana

El jueves por la mañana, el Dr. Bunker confirmó que tengo insuficiencia venosa en ambas piernas. Todas de las 4 venas principales en las piernas están reflujando, o permitiendo que la sangre fluya a contrapelo, en diversos grados. Las válvulas que controlan el flujo de sangre en las venas se supone que permanecer abierta durante un máximo de 1/2 segundo. En ciertos puntos, mis válvulas están permaneciendo abiertos por más de 3 o 4 segundos, más de 8 veces más de lo normal.

Soy increíblemente afortunada y bendecida por la casualidad de escribir para un especialista en la vena y fue recogiendo pistas sin saberlo para mí misma. De lo contrario, no estoy segura de cuánto tiempo se me han llevado a armar el rompecabezas, o para ir a un chequeo. Tal vez nunca lo tendría.

He aprendido mucho de esta experiencia. Todavía estoy aprendiendo. Y si hay una cosa que le pudiera decir, es esta—escuche a su cuerpo, y no asuma que su juventud, vigor, ni nivel de forma física impide la enfermedad de vena o cualquier otro problema de salud.

No encajo muchos de los factores de riesgo típicos de la enfermedad venosa—nunca he estado embarazada, no tengo antecedentes familiares conocidos, y estoy en condicion relativamente buena. Todavía no estoy muy segura de lo que me lo desarrolló. Tal vez tiene que ver con haber nacido 8 semanas antes de tiempo, o tener 2 diferentes tamaños de piernas/pies, o trabajar en mis pies como una azafata o sentada en una mesa de trabajo.

Tal vez todo sucedió para que pudiera escribir a usted con más compasión, experiencia y profundidad—que le inspire para cuidar proactivamente de su cuerpo precioso. Sólo tenemos uno.

Por favor, aprenda de mis errores. Si usted ha notado un latido sordo, o sentimientos corriendo en forma de onda, o ardiente o picazón ligero en ciertos puntos en los pies y las piernas, especialmente después de estar en sus pies, llame a Bunker Vein & Imaging al (512) 726-0599 para un evaluación gratis. No espere hasta que se pone peor. Como yo aprendí en mi 30a cumpleaños, si lo hará.

Nutrientes para venas sanas

¿Sabía usted que ciertos nutrientes se han demostrado que ayudan al cuerpo a mantener y restaurar las venas y las válvulas que mantienen nuestra bombeo de la sangre? La adición de ciertos alimentos ricos en estos nutrientes en su dieta puede ser una manera eficaz para complementar su plan de tratamiento o trabajar en su salud de las venas en forma preventiva.

 

Aquí hay 5 Nutrientes que sus Venas Quieren Más de:

La Rutina

 

La rutina es un tipo de flavonoide, un compuesto que se encuentra en las plantas que a menudo es el encargado de dar el pigmento, como en cáscaras de manzana y bayas. Es un antioxidante que se ha demostrado para reducir la inflamación en las venas dañadas y mejorar la integridad estructural y el flujo sanguíneo en las venas y los capilares, incluso la prevención de coágulos de sangre.

La comida más a menudo elogiado por sus contenidos de la rutina es el trigo sarraceno, tanto comido como un grano y tomado como un té o un extracto. Pero además de la rutina, el trigo sarraceno también contiene una combinación de otros nutrientes que apoyan el sistema vascular, incluyendo una dosis alta de magnesio (que reduce la presión sanguínea y relaja los vasos) y varios otros antioxidantes como la quercetina, hiperin, y catequina.

La rutina también se puede encontrar en las manzanas sin pelar, cáscara de cítricos, espárragos, té verde o rooibos, higos, moras y arándanos, o tomado como un suplemento oral.

 

La Fibra

Se puede pensar en fibra principalmente para la digestión, sino que también impide que su cuerpo absorba las grasas no saludables y acumula el colesterol, lo que se puede construir en el sistema vascular y contribuir a la enfermedad de vena.

Mientras que muchos suplementos de fibra y productos alimenticios están disponibles en el estante, la mejor forma de fibra dietética es frutas y verduras frescas y alimentos integrales, especialmente las lentejas, arvejas, frijoles, verduras de hoja verde, alcachofa, brócoli, aguacate, peras, lino, chía, el salvado y harina de avena.

 

La Vitamina C

Cuando están bajo presión, son el colágeno y la elastina en las venas que permiten que se contraigan y dilaten, que regula el flujo de sangre. Estas proteínas mantienen las venas flexibles y fuertes, y también impiden que las válvulas se escapen.

Una de las muchas formas en que el cuerpo utiliza la vitamina C es para la fabricación de colágeno y elastina. Junto con las naranjas y cítricos, que tradicionalmente han sido señaladas por sus niveles de vitamina C, también lo encontrará en verduras de hojas verdes, los chiles y pimientos, papaya, brócoli, fresas, coliflor, coles de Bruselas, la piña y el kiwi.

 

La Vitamina E

Trombosis venosa profunda, o TVP, es una de las formas de mayor riesgo de enfermedades de las venas, que se produce cuando se forma un coágulo en los músculos profundos, a menudo de la pierna. Trombosis, o coágulos de sangre, puede causar muchos tipos de problemas en el cuerpo. Sin embargo, el antioxidante vitamina E puede ayudar a prevenir que sucedan.

Un estudio realizado por un profesor de la Escuela de Medicina de Harvard, Robert J. Glynn, muestra que la vitamina E tiene un gran potencial para reducir el riesgo de trombosis venosa profunda, especialmente entre las mujeres que tenían un historial de coágulos. Esto puede ser debido al efecto anti-adhesión que tiene sobre plaquetas de la sangre, lo que podría evitar que se peguen entre sí para formar el coágulo.

Los alimentos con dosis altas de vitamina E incluyen verduras de hojas verdes, nueces y semillas, aguacates, mariscos, pescado, aceite de oliva, el brócoli, la calabaza, kiwi, moras, mangos, y duraznos.

 

La Vitamina K

Un estudio publicado en el Journal of Vascular Investigation en 2007 mostró que el desarrollo de las várices podría deberse en parte a la falta de vitamina K.

Esta vitamina activa una serie de proteínas “dependientes,” uno de los cuales, la proteína matriz GLA (o PMG), juega un papel clave en mantener las venas limpias, sanas y fuertes. Cuando el cuerpo no tiene suficiente vitamina K, la proteína no se activa, y las venas se encuentran en riesgo.

Hay dos formas principales de la vitamina K. K1 se pueden encontrar en el brócoli y verduras de hoja verde como la espinaca, la col rizada, acelga, hojas de mostaza, hojas de remolacha, y el diente de león. K2 se puede encontrar en los productos lácteos con pasto y fermentada, incluyendo el natto, Gouda, y Brie.

Incluso la dieta más saludable llena de nutrientes vena-enriquecedoras no es suficiente por sí solo para revertir las várices o la insuficiencia venosa. Si usted está teniendo dolor o hinchazón en las piernas, llame al Bunker Vein & Imaging al (512) 726-0599 para programar su consulta gratuita. En combinación con estos alimentos, su plan de tratamiento le devolverá a las piernas felices en ningún momento.

Trombosis Venosa Profunda

Este mes de marzo, estamos uniendo con organizaciones líderes de médico y salud en todo el país para el Mes De Conciencia de la Trombosis Venosa Profunda (TVP), para ayudar a difundir el conocimiento acerca de esta condición común y (en algunos casos) potencialmente fatal. Mientras que la Asociación Americana del Corazón estima que hasta 2 millones de casos mensuales de la TVP ocurren en los EE.UU., casi 3/4 de los estadounidenses encuestados por la Asociación Americana de Salud Pública tenían poco o ningún conocimiento de ella.

Con sólo unas pocas piezas claves de información, usted puede proteger mejor a sí mismo y a sus seres queridos de faltar a los signos, y puede reducir sus probabilidades de desarrollar TVP.

¿Qué es la Trombosis Venosa Profunda?

En términos más simples, la TVP es otro nombre para un coágulo de sangre (trombo) en las venas profundas, con más frecuencia de las piernas. Estas venas no son las mismas que las venas superficiales a menudo visibles de la piel; son más grandes y más profundas en el tejido muscular. Cuando se forma un coágulo dentro de ellas, puede bloquear la circulación y causar síntomas que pueden ser desde apenas perceptibles a dolorosos o críticos.

¿Cuáles son los Síntomas de la Trombosis Venosa Profunda?

Los casos de la TVP más fácilmente detectable incluyen hinchazón, dolor, y a veces piel descolorida o caliente en la pierna afectada. Si usted está teniendo algunos o todos de estos síntomas, no necesariamente tiene TVP. Otras condiciones, incluyendo dolor o distensiones musculares, inflamación de las venas, flebitis, y infección de la piel pueden exhibir los mismos síntomas.

Los casos en la pierna baja no son graves, pero coágulos encima de la rodilla puede llevar a una obstrucción del vaso sanguíneo en el pulmón, conocido como “embolia pulmonar,” que se forma cuando el coágulo se rompe lejos de su ubicación original y viaja hasta el torrente sanguíneo. Aunque es fácil de prevenir, en algunos casos raros, puede causar graves problemas de salud y puede ser fatal.

¿Cómo Puedo Saber Si Tengo la TVP?

 Casi la mitad de todos los casos de TVP se conocen como “silenciosos,” que significa que pueden tener poco o ningún síntoma perceptible. La única manera de saber con certeza si o no usted puede tener TVP es visitar a un especialista en la vena para una ecografía venosa u otros métodos de detección profesionales.

¿Cómo Puedo Reducir Mi Riesgo de Trombosis Venosa Profunda?

El mejor tratamiento para la trombosis venosa profunda es en realidad la prevención.

Un estilo de vida saludable y moderadamente activo que incluya ejercicio regular y buena nutrición ayuda a la circulación y disminuye la presión de las piernas mediante la promoción de peso saludable. Si usted viaja con frecuencia o pasa largos períodos de tiempo de pie o sentado, tome medidas adicionales para mover y elevar las piernas y mantenerse hidratado. Usar medias de compresión de grado médico también puede aumentar mucho la comodidad y la circulación.

¿Cómo se Trata la Trombosis Venosa Profunda?

 Aparte de la prevención, la trombosis venosa profunda es más a menudo tratada con medicamentos anti-coagulantes, los cuales disminuyen la propensión de la coagulación de la sangre y previenen coágulos existentes se hagan más grande. Estos medicamentos ellos mismos no se descomponen los coágulos sin embargo; el cuerpo normalmente lo hace por su propia cuenta con el tiempo. La longitud de tiempo que se prescriben depende de cada paciente en particular.

En el caso de coágulos grandes o que amenazan la vida, el médico puede utilizar medicamentos llamados trombolíticos, que actúan rápidamente para disolver el coágulo.

Si usted cree que puede estar en riesgo de o actualmente teniendo TVP y quiere salir de dudas, llame a Bunker Vein & Imaging al (512) 726-0599 para programar una consulta gratuita. No tome una apuesta en este caso…¡una cita gratuita podría salvar su vida!

5 Consejos para Asegurarse de que la Respuesta es No.

A medida que la primavera comienza a llevarnos mejor clima y despertarnos del sueño del invierno, es un buen momento para visitar el camino de caminata y bicicleta, dar un paseo por el barrio, o encontrar alguna otra manera mover que realmente disfruta usted. El ejercicio es una de las mejores maneras de prevenir y tratar las arañas vasculares—siempre que está haciendo el tipo correcto.

Aquí hay 5 consejos esenciales para la elección de ejercicio que ayuda a conseguir su sangre en movimiento sin ser extenuante o perjudicial para sus síntomas de las arañas vasculares:

1. Entienda lo que está pasando en su cuerpo

Una de las mejores maneras de asegurar que su rutina de ejercicios no lo pone en riesgo de daño o empeoramiento de su salud de vena es entender realmente lo que está pasando en su cuerpo y “escuchar” a las señales que le envía.

Las arañas vasculares y las várices son el resultado de la sangre no bombea correctamente hacia arriba desde los pies y las piernas, lo cual es especialmente importante durante el ejercicio intenso. “El reflujo venoso” es la regresión de la sangre de vuelta hacia abajo, hacia las piernas, cuando debería ser bombeada hasta la vena cava en el abdomen, y luego al corazón.

Por lo tanto, cualquier ejercicio que pone presión o restricción adicional o extendido en los pies, músculos de la pantorrilla, y / o los abdominales es probable que altere aún más el flujo de sangre y cause dolor. Preste atención a los sentimientos de corriendo, pulsátil o dolor en las piernas y suavice en sí mismo inmediamente si necesita. Trate de elegir actividades que no restrinjan estas áreas.

2. Camine, No Corre

En general, caminar es mejor que correr o trotar para la mayoría de las personas que luchan con la salud de vena, incluso si son jóvenes. Caminar es suave, pero todavía hace latir su corazón, y se extiende el becerro que mejora el flujo sanguíneo. Se puede adaptar a casi cualquier entorno, horario o nivel de habilidad.

Correr, por el contrario, suele causar un impacto mucho mayor para los pies, las piernas y las articulaciones, y puede ser tan vigoroso como poner más presión sobre las venas lastimadas. Si usted tiene algún problema con las arañas vasculares o las várices, caminar es la opción más segura!

3. Vaya para bajo impacto y alta circulación

Los mejores tipos de ejercicios para nutrir y mejorar la salud de vena son los que son fáciles en su cuerpo y que fomentan la circulación y el flujo sanguíneo en las piernas sin requerir demasiado esfuerzo.

El equipo fijo, como una bicicleta fija o caminadora elíptica son grandes opciones, ya que le permiten ajustar su intensidad y obtener las piernas de bombeo sin poner demasiada presión sobre ellos.

Otros buenos ejemplos son nadar a un ritmo moderado, bailar de medio tiempo, y excursiones a inclinación moderada.

4. Evite cualquiera cosa que forza excesivamente los abs

La vena cava, una vena principal en el abdomen que lleva la sangre desoxigenada de regreso al corazón, es un jugador clave cuando se trata de gestionar un flujo sanguíneo saludable durante el ejercicio. Si la vena cava está bajo presión o tensión cuando sus piernas intentar a enviar la sangre de vuelta hacia arriba, es mucho más probable que retroceda y acumule hacia abajo en las piernas.

Los ejemplos de ejercicios que deben ser evitados incluyen crujidos y abdominales, como abdominales variaciones bicicleta, v-sienta, y levantar las piernas, levantamiento de pesas, pilates, y poses de yoga que extendió a cabo tensión en el abdomen.

Si usted desea mejorar su fuerza de la base, optar por el entrenamiento de resistencia con un peso ligero, peso corporal, o bandas de resistencia.

5. Use medias de compresión!

Durante y después de cualquier tipo de ejercicio, el uso de medias de compresión es una gran manera de ayudar a sus piernas. Estos se pueden encontrar en algunas tiendas de drogas o en línea, y proporcionan apoyo adicional a través de un ajuste elástico extra-fuerte que ayuda a evitar que la sangre acumule. ¡Muchas personas activas y deportivas que luchan con la salud de vena hacen los calcetines de compresión una parte de su uniforme de entrenamiento regular!

Obtención de movimiento regular y saludable es una gran manera de tener buen cuidado de su cuerpo y gestionar las arañas vasculares. Mientras que usted sigue estas sencillas instrucciones, puede hacer el ejercicio una parte de su plan de auto-cuidado regular sin hacer ningún daño.

¿Tiene preguntas acerca de las arañas vasculares o cree que puede estar mostrando síntomas? Llame al Bunker Vein & Imaging en el (512) 726-0599 y le hacemos una cita para una consulta gratuita.

piernas bonitas

Un Nuevo Usted en el Año Nuevo

¡Feliz año nuevo! Como todos empezamos a establecer nuestras metas y hacer planes para mejorar a nosotros mismos en el año 2016, es un buen momento para considerar que muestra las piernas un poco de amor extra con un tratamiento de várices simple, rápido y permanente. Imagínense, ¿qué haría usted con su año si no tuviera dolor? Si pudiera llevarse lo que quiera sin esconder?

Si usted está considerando el tratamiento de várices, una buena noticia—tiene unos realmente grandes opciones. He aquí una explicación de las 3 opciones principales de tratamiento que ofrecemos y en cuales damos fe:

La Terapia con Láser Endovenoso (EVLT)

La terapia con láser endovenoso, o EVLT, utiliza la energía de luz láser desde dentro de la vena afectada para sellar la pared de la vena y cerrarla. Esto permite que otras venas saludables tomar el relevo. Este sencillo procedimiento requiere muy poco tiempo de recuperación, con la mayoría de los pacientes volver a la vida como de costumbre dentro de unos pocos días.

Venefit Procedimiento Dirigido de Terapia Endovenosa

El Venefit es uno de los más preferidos del Dr. Bunker. Es muy parecido a la técnica láser, pero utiliza energía de radiofrecuencia (RF). Se trata de poco o ningún dolor durante o después del procedimiento, y la mayoría de los pacientes reanudar sus actividades normales dentro de 1-2 días. La mayoría de los pacientes muestran un mínimo o ningún cicatrices o hematomas.

VenaSeal

VenaSeal es un nuevo tratamiento de punta para las várices y la enfermedad venosa, que utiliza adhesivo de grado médico en lugar de calor para sellar la vena afectada. El Dr. Bunker de Bunker Vein y Imaging es uno de los primeros médicos en Austin a ofrecer este nuevo tratamiento.

VenaSeal ayuda a sellar las venas enfermas y redirigir el flujo de sangre a una nueva ruta a través de las venas sanas. Este permite que el sistema cura, y alivia los síntomas molestos como el dolor, la hinchazón y las calambres.

Requiere sólo una inyección de anestesia, muestra típicamente menos moretones que los tratamientos tradicionales, y la recuperación es inmediata con cero tiempo de inactividad.

Todos estos procedimientos son seguros y en la mayoría de los casos, cubiertas por el seguro. Para averiguar cuál podría ser el adecuado para iniciar su 2016 con el pie derecho, entra para una consulta gratuita y el Dr. Bunker le ayudará a encontrar la mejor opción. Llámenos al (512) 726-0599 o contáctenos en línea para hacer una cita.

↑ Top of Page