Trombosis Venosa Profunda Pierna HinchadaEn un artículo reciente en The Atlantic, “Cuando un Calambre es un Coágulo” (When a Cramp Is Actually a Clot), un corredor comparte su historia de como fue diagnosticada con Trombosis Venosa Profunda (TVP). Su experiencia es típica: los pacientes — y también los doctores — frecuentemente confunden TVP con otro cosa, tal como un calambre.

Aproximadamente uno de 1,000 Americanos son diagnosticados cada año con Trombosis Venosa Profunda (TVP), de acuerdo a los Centers for Disease Control and Prevention. La cantidad de Americanos con TVPs, incluyendo los que no son diagnosticados, son aproximadamente 600,000. Casi 100,000 muertes cada año son directamente o indirectamente relacionadas a la TVP.

La TVP en si misma generalmente no pone en riesgo la vida. En esencia, es un coágulo de la sangre que se forma en una vena profunda en parte del cuerpo, y principalmente afecta las venas en la parte inferior de la pierna y el muslo.

Pero si parte del coágulo de la sangre se rompe y entra de regreso al torrente sanguíneo, eventualmente se puede atorar en un vaso sanguíneo (una vena, arteria, o capilar) demasiado angosto, tal como los que se encuentran en los pulmones. Esto resulta en un embolismo pulmonar, y eso sí puede resultar en muerte.

Mas de la tercera parte de los pacientes que tienen PVT tienen un embolismo pulmonar, según el Llamado a la Acción por el Director General de Salud Pública (Surgeon General) para Prevenir Trombosis Profunda Venosa y Embolismo Pulmonar en 2008. “Frecuentemente, el primer síntoma de TVP es el embolismo pulmonar fatal,” dice Dra. Elizabeth G. Nabel, director de los Institutos Nacionales de Salud del Corazón, Pulmón y Sangre.

“Viajes largos recientemente; periodos prolongados de permanecer en la misma posición; e hinchazón, enrojecimiento, y dolor fueron entre las causas y los síntomas de la TVP. Tenía todo menos el enrojecimiento y hinchazón. Llamé a mi doctor. Me dijo que fuera a la sala de emergencia.”
— Christine Purley, corredora ávida

Diagnóstico temprano es clave para resultados positivos, y el diagnóstico — tanto como el tratamiento — puede ser fácil y sin dolor. El tratamiento es completamente no invasivo, e involucra procedimientos rápidos.

Aprenda más sobre los tratamientos no invasivos para las várices ofrecidos por Bunker Vein & Imaging Center. Las várices, sin ser tratadas, pueden provocar la trombosis venosa profunda.

Llámenos al (512) 726-0599 para solicitar una cita para una prueba gratis.

↑ Top of Page