Image of woman walking in the summer

Es la cumbre del verano en Texas y hace calor. Pero el sol ardiente y las temperaturas de 90˚F+ no son sólo unas molestias, este calor intenso en realidad puede hacer peor algunos de los síntomas de la enfermedad de vena.

La insuficiencia venosa es lo que ocurre cuando las venas ya no están regulando y dirigiendo el flujo de la sangre adecuadamente, a veces teniendo fugas o convirtíendose atascadas y hinchadas como en las várices.

Aunque no todas las enfermedades venosas son afectados por el calor, los síntomas de la insuficiencia venosa, en particular, son propensos a empeoar en este tiempo del año.

Estas Son las Señales Tempranos de Insuficiencia Venosa de que Usted Debe estar Atento este Verano:

Señal Temprano #1: El Edema o Hinchazón

Aún si usted no tiene el edema normalmente, puede notar las piernas hinchándose durante los calurosos meses del verano. Piernas hinchadas pueden ser causadas por algunas cosas, entonces no son un signo cierto de la insuficiencia venosa, pero son uno de los síntomas más comunes.

Cuando nuestras venas se calientan de las altas temperaturas o alta actividad, se dilatan o expanden, haciendo espacio para que fluya más sangre y permitiendo que el calor corporal sea liberado por el sudor. Si sus venas ya estaban teniendo problemas regulando el flujo de sangre, este flujo de sangre extra podría hacer peor el hinchazón existente.

El flujo de sangre extra también eleva la presión arterial, lo que junto con la pérdida de sales esenciales que viene con sudación excesiva, puede causar fluido circundante a acumularse en las piernas, incluso si la hinchazón no era un problema antes.

Señal Temprano #2: Más Fatiga y Pesadez

El calor del verano también hace peor la sensación sorda de pesadez en las piernas. Esto es en gran parte debido al exceso de flujo sanguíneo de que hablamos en #1. Muchos pacientes se quejan de aumento de la fatiga en una o ambas piernas, también.

Señal Temprano #3: Las Venas Abultadas

Cuando las válvulas en los vasos sanguíneos de las piernas ya no son capaces de regular adecuadamente el flujo de la sangre de vuelta hacia el corazón, comienza a acumularse en la vena.

Esto es lo que causa las venas abultadas y hinchadas conocidas a “várices,” que se pueden hacer peor en el verano, también debido al exceso de flujo sanguíneo. Las várices a veces pueden estar acompañadas por el hinchazón, fatiga y pesadez en el #1 y #2.

Señal Temprano #4: Calambres o Dolor

No es muy cómodo para sus piernas contener todo eso líquido extra. Otra signo temprano de la insuficiencia venosa es los calambres o dolor en la pierna, que a menudo viene de la acumulación de fluido y aumento de la presión sobre las venas.

El dolor asociado con la insuficiencia venosa puede variar de leve a muy intenso, así que no espere usted para buscar tratamiento aún si sólo estás teniendo un poco de dolor.

No Se Quite las Medias de Compresión

Una de las maneras más fáciles para aliviar algunos de estos síntomas inmediamente y hasta que pueda buscar tratamiento es el uso de las medias de compresión de grado médico. El calor a veces puede hacer uso de ellas incómodo, pero a menos que usted realmente necesita, no se lo quité.

Muchos pacientes dejan de usar sus medias de compresión cuando se pone muy caliente, que muchas veces puede añadir a sus síntomas empeorando.

Si usted está teniendo cualquiera de las anteriores o piensa que puede estar en riesgo de desarrollar insuficiencia venosa, salga de dudas y comience a sentirse mejor con una consulta gratis. Llámenos al (512) 726-0599 o contáctenos en línea para programarla.

↑ Top of Page